viajes-todo-incluido

Viajes todo incluido

Los viajes todo incluido, como indica su nombre, son aquellos en los que por el pago de la tarifa se incluyen todos los servicios del hotel o del resort donde te encuentres. Aunque antes de contratar este tipo de servicios debes tener en cuenta la letra pequeña ya que no todos incluye TODO.

Suelen poner excepciones en algunos servicios del hotel o bien que no entren bebidas alcohólicas o determinadas marcas. Lee bien todas las indicaciones, si entra el traslado al hotel, si puedes acceder a todos los servicios, por ejemplo, puede que te den acceso al spa, pero no a los tratamientos… antes de llevarte una sorpresa pregunta todo lo que tiene el paquete de todo incluido.

Eso sí, el todo incluido incluye todo lo básico: alojamiento, desayuno, comida, cena y bebidas.

Por qué elegir un viaje todo incluido

El objetivo de los viajes todo incluido es que te encuentres tan bien en el hotel/resort, que no quieras salir de allí para nada. Te darán una identificación para que todos sepan que eres un huésped con todo incluido y harán que tu estancia sea lo mejor posible desde que entres hasta que te vayas de las instalaciones.

Los viajes todo incluido están pensados para quienes quieren desconectar del mundo rutinario, quieren descansar y necesitan darse un capricho. Es necesario alguna vez ¿no?

Si quieres pasar unas buenas vacaciones en familia, también es una buena opción escoger un hotel con todo incluido. No todos los hoteles lo ofrecen, suelen ser las grandes cadenas hoteleras, que además de alojamiento y comidas te ofrecen extras como entretenimiento, parques acuáticos y actividades para todos.

Si eres un viajero de los de mochila al hombro, este no es un tipo de viaje para ti. Aunque probarlo alguna vez no viene mal para descansar.

Aunque en un principio pueda parecer un desembolso de dinero, al final acaba saliendo más económico si eres de los que comes todos los días fuera del hotel. Al final es cuestión de cuentas, calcula el precio del hotel en solo alojamiento y el número de comidas y bebidas que vas a tomar durante tu estancia.

Consejos para hacer un viaje todo incluido

Si quieres saber si realmente merece la pena, que tal la calidad de la comida o como son las actividades que ofrece el hotel, nada mejor que leer las opiniones de quienes ya han estado allí. Afortunadamente hoy en día contamos con mucha información a la mano. Se selectivo y no te limites a leer uno o dos opiniones ya que la experiencia no es la misma para todo el mundo, mira la media que le dan otros viajeros.

No quieras amortizar el viaje todo incluido y seas de los que te llenas el plato hasta arriba, de los que se sientan en la barra del bar para amortizar lo pagado… consume como lo harías habitualmente, de lo contrario puedes pasarlo mal y acabar tus vacaciones en urgencias con un enorme dolor de estómago.

Si quieres relajarte de verdad, solo o en familia, probar un viaje todo incluido al menos una vez y en un destino paradisíaco es uno de los mejores viajes para desconectar que puedes hacer. 

Ir arriba